Cuentos

Robyn y Anty


Una tarde de primavera Robyn de tan solo 6 años juega en el jardín de su casa que se encuentra en la parte trasera rodeado por árboles, es un día soleado, viste short y playera de colores además  tenis azules con agujetas blancas, sentado en el pasto al lado de una manguera que tira un poco de agua, tiene dos camiones de juguete uno en color azul con el techo amarillo otro en color rojo con el techo en color blanco, son autobuses como los que se utilizan para el transporte de alumnos a sus casas, al lado un buen de bloques de juguetes de colores todos regados, en su mundo está construyendo lo que será una de las más grandes ciudades para que vivan todos los superhéroes del mundo. “Ayúdame, Ayúdame”, escucha Robyn, curioso voltea a todos lados de manera rápida, no ve nada y sigue en su mundo. “Ayúdame Robyn, Ayúdame”, de nuevo dice una voz y le llama la atención a Robyn ya que dice su nombre, la voz  un poco chillona suena a alguien de poca edad. “Ayúdame, me quiere encontrar Don Opo y me quiere castigar porque no hice mi tarea“, Robyn se queda inmóvil escuchando, trata de localizar de donde viene la voz, se da cuenta de que la voz proviene de uno de su camiones, toma el rojo y ve dentro de él, se encuentra con una hormiga asustada vestida con un sombrero de exploradora, pantaloncillos cortos unos tenis azules iguales a los de Robyn con playera verde y un morral donde llevaba varios cuadernos, se encontraba en uno de los asientos del inicio del camión, agarrada del pasamanos, casi temblorosa, ella lo ve a los ojos y  le vuelve a decir “No dejes que me encuentre, la clase de tipos de comidas del mundo humano no me gusta, prefiero salir a jugar al jardín”. En eso un topo sale de debajo de la tierra y va hacia Robyn olfateando el suelo “Disculpa Niño Robyn no has visto de casualidad una pequeña hormiga por aquí?”, Robyn le contesta “No señor” y esconde rápidamente el camión detrás de él. Don Opo con gesto de duda se vuelve a enterrar y sigue buscando debajo de la tierra.

Robyn lentamente trae el camión hasta su cara y la pequeña hormiga le da las gracias “Gracias Robyn me has salvado de 2 horas aburridísimas de clase”, “¿pero quién eres tú y por qué estás hablando conmigo?” pregunta Robyn, a lo que la hormiga contesta “Mi nombre es Anty y tengo 1 año de edad, voy en la primaria llamada Jardín de todos y la verdad no me gusta nada ir a clases, puedes entender lo que te decimos porque toda la vida hemos estado contigo desde que eras muy pequeño y llegaste a esta casa, eres un tema muy popular entre todos los animales del jardín en especial con los de mi edad, en muchas ocasiones durante la noche te visitamos y te contamos historias durante horas por eso entiendes nuestro idioma y no los adultos como por ejemplo tus padres, todos lo hemos hecho a lo largo de nuestra vida ya que tú eres el indicado para que nos protejas de todos los peligros que están por venir”, Robyn escucha atento a Anty otra vez tirado en el suelo, Anty ahora está sobre el cofre del camión sentado con las piernas colgándole al aire. En eso se escucha una voz a lo lejos “Robyn, ¿qué haces?, es hora de tu baño, entra a la casa”, Robyn le comenta a Anty “Me habla mi mamá, me tengo que ir, ¿debo protegerlos de qué o de quién, por qué un niño tan pequeño como yo los puedo ayudar?”, “Robyn, entra a la casa” vuelve a gritar su madre.

CONTINUARA…

Cuentos

El error de Sonia


Sonia se encuentra cocinando en un pequeño pero bien cuidado y limpio restaurante en una localidad rural de México, ella está por cumplir 30 años en exactamente una semana, cocinera del lugar, de hecho es la única cocinera con la que cuenta el mejor lugar para comer del pueblo, el reloj marca las tres de la tarde, en el asador se pueden ver cinco cortes de carne grandes y jugosos y en una cacerola cuatro piezas de pollo friéndose, la mirada de Sonia esta fija en los pimientos rojos que resaltan entre el verde de las demás legumbres, se queda así por unos minutos, las piezas de carne empiezan a quemarse, el agua casi se le ha terminado a los tomates que está cociendo para la salsa que espera ser molida en el molcajete. En eso Juan compañero de trabajo le grita “Sonia, la carne, despierta mujer”. Sonia inmediatamente regresa a la realidad deja el cuchillo con el que partía unos chiles poblanos y voltea la carne rápidamente, enseguida lo hace con las piezas de pollo, apaga el fuego donde están los tomates y los lleva directamente a moler, regresa a terminar de cortar los chiles mientras Juan le coloca nuevas órdenes de comida por atender.

Sonia se lava la cara en el lavabo del baño, levanta la cara y se ve en el espejo , se suelta el cabello, ve su vestido con algunas manchas del día, el vestido es muy sencillo ya algo desgastado, color crema con flores rojas y rosas con un pequeño escote, le llega hasta pasando las rodillas,  da un suspiro enorme y sale del baño ahora el reloj marca casi las diez de la noche, toma su bolsa y se despide de sus compañeros “Buenas noches Don Jaime, buenas noches Doña Rosa, gracias Juan”. Solo le resta caminar ya que además de que el pueblo es muy pequeño a esa hora ya no hay transporte público, con la mirada hacia abajo camina viendo el suelo, ve pasar ladrillo a ladrillo, con poca luz y sin ruidos más que el ladrido de algunos perros que reaccionaban a su paso, le llama la atención lo desgastado de sus zapatos, en eso recuerda –

Un año atrás cuando iba caminando con unos  zapatos de tacón altos de colo negro de diseñador hacia la entrada de uno de los mejores restaurantes de la Ciudad de México, localizado en una de las zonas más exclusivas de la ciudad, con superficie de casi todo un piso en uno de los edificios más modernos. Llevaba un vestido negro corto ajustado al cuerpo, con un fajo delgado pequeño color dorado que le marcaba la cintura, escote pronunciado, bolsa de mano, perfectamente maquillada con labios pintados de un color rojo intenso, cabellera abundante oliendo a Chanel No.5.

En cuanto entra al restaurante, el hombre que recibe a los cliente le dice “Buenas noches señorita Baez, sea bienvenida”, sigue su camino Sonia y a lo lejos ve a Jacobo que estaba sentado en una mesa en el centro del lugar junto a dos amigos y dos amigas, se para con una sonrisa y la saluda de lejos. Sonia llega a la mesa, saluda a todos de manera muy alegre y efusiva, se sienta al lado de Jacobo, pasan los seis la noche platicando, comiendo y tomando unas copas de vino, la velada se convierte en el tipo de velada donde el tiempo y el lugar es lo que menos importa, lo valioso es el compartir con la gente que te rodea, cerca de la una de la mañana se van los amigos con los que estaba Jacobo, se quedan solo Sonia y él, Jacobo le pregunta que si puede llevarla a su casa, le comenta Sonia que trajo su automóvil pero aun así que le gustaría seguir con la velada, los dos sonríen.

Los rayos de sol que entran por la ventana despiertan a Sonia, ella se sienta en la orilla de la cama y ve a Jacabo al lado de ella durmiendo boca abajo, totalmente desnudo, sin nada que lo cubra, ella aprecia su cuerpo ejercitado de un hombre de 35 años, desde su espalda hasta sus gluteos, ve el reloj y son las nueve con treinta minutos, le da un beso en la espalda y se queda sobre él unos segundo acostada cerrando los ojos, se levanta lentamente, sale de la habitación que tiene una vista magnifica hacia el Bosque de Chapultepec, vive en un departamento de dos plantas en el piso quince de un muy bonito edificio sobre Reforma, recorre un pasillo largo pasando algunas habitaciones y baja las escaleras para llegar a la cocina, la cual era enorme, bien equipada con una cantidad inimaginable de accesorios de cocina y alimentos, abre el refrigerador, después la alacena y saca huevos, pan, algunos frutos y todo lo necesario para cocinar pan francés, empieza con la preparación, se ve como lo hace todo de una manera muy lenta, quebrando huevo por huevo, mezclando con una delicadeza todos los ingredientes, partiendo con cuidado una a una cada naranja para hacer jugo. A lo lejos ve acercarse a Jacobo el cual trae puesto solo un un boxer y le dice “Todo huele y se ve muy rico” le da un trago a un vaso con jugo. “Me encanta salir con un chef, que digo con un chef con la mejor chef de la ciudad, que digo de la ciudad del país”, ella sonríe y termina de preparar el desayuno, se sientan en el antecomedor e inician a comer viéndose con una mirada profunda de felicidad y de amor.

Sonia se encuentra sentada en una silla de metal desgastada en una pequeña mesa redonda con un mantel de plástico roto por el uso de esos de flores de nochebuena, el comedor tiene otra silla igual de desgastada todo dentro de una muy pequeña cocina, se ve al lado de la cocina un pequeño baño, todo muy limpio pero muy viejo, el baño sin la tapadera del depósito, con unas velas ya que se quemó el foco, al lado de la cocina una cama individual con un pequeño buro, un ventilador y un burro de planchar, toda la habitación cuenta con solo una ventana, su pequeña casa esta ubicada a las orillas del pueblo, se lleva un bocado de huevo con especies que preparo encima de un pan tostado acompañado de leche. Se encuentra sola, cena lentamente viendo la televisión en la cual están pasando una película de la época de oro del cine mexicano esa en donde Silvia Pinal se tiene que pasar por hombre y se enamora de un capitán y se arma un enredo, de vez en cuando se le sale una sonrisa al ver la película. Termina de cenar, lava los platos con movimientos casi mecánicos, sin ninguna fuerza ya que todas se le han quedado en el día de trabajo, apaga el televisor, se asoma por la ventana y ve a unos metros unos vecinos en su casa que se abrazan apurados, se imagina que estan así porque sabe que su hija Emilia sigue enferma y no tienen para el medicamento, se acuesta en su cama sin ninguna ilusión escucha a los vecinos de al lado tener relaciones sexuales, escucha muy claramente lo que dicen y gimen ya que vive en una especie de vecindad con viviendas muy pequeñas y muy cerca una de la otra, “Felipe, sí Felipe mas duro, no te detengas, Felipe sí aahh sí”, cierra los ojos.

Sonia baja de una camioneta del año, con lentes oscuros, muy bien vestida, entra a otro de los edificios más recientes de la ciudad, toma el elevador, elige el último piso, se abre el elevador y es el restaurante con la mejor vista de la ciudad, se llama Piso 33, está vacío, se ve a un ejército de personas acomodando sillas, limpiando y supervisando que todo se vea perfecto, ella se asegura de que todo esté en orden, se acerca un joven de veintidós años el cuál es su asistente y le dice de unos pagos pendientes a unos proveedores, mientras ella sigue supervisando, todo mundo la saluda muy cordial, ella de igual manera responde el saludo, siempre con  una sonrisa, después de dar un par de vueltas por el lugar, deja sus cosas en su oficina, toma su uniforme de chef y se va directo a la cocina. Hay un grupo de quince personas ya trabajando, verifica que todos los alimentos estén frescos, separa lo que no le agrada, entra a los refrigeradores enormes y toma lo que considera será lo mejor, empieza junto con su equipo a preparar salsas, condimentos, a marinar carnes, todo en grandes cantidades, van preparando los helados, jugos, todo para que sea fresco, el restaurante abrirá en una hora, la noche transcurre de manera estupenda como todas las noches en Piso 33, en eso un cliente manda llamar al chef para felicitarlo, ella con gusto acepta, se lava las manos y sale de la cocina, al llegar a la mesa el hombre se asombra de la belleza de Sonia y Sonia a su vez encuentra muy atractivo al cliente un hombre maduro muy bien vestido de barba, blanco, alto con ojos azules, él se para inmediatamente y le extiende la mano, al momento de que se saludan los dos sienten fluir la energía, la sorpresa de ambos fue tal que sonrieron, se gustaron tanto que terminaron en casa de Rafael, abrió una botella de vino de su cava, en el momento en que brindaron soltaron las copas y se besaron intensamente, haciéndolo por horas. Al amanecer Sonia se levanta y ve a Rafael dormido en la misma posición en la que lo hace Jacobo boca abajo abrazado de la almohada y totalmente desnudo, ella se levanta lentamente de igual manera completamente desnuda camina lentamente al baño cuando escucha decir a Rafael “Fuiste mía desde el momento que te vi a los ojos y lo serás hasta que el tiempo se detenga”, ella que siempre es segura se estremeció al escucharlo, pero siguió caminando sin voltear con paso firme al baño, abrió la puerta y la cerro lentamente.

Juan le comenta a Sonia que si esta vez pueden llevar un kilo más de jitomate ya que quiere ver la posibilidad si se puede hacer más salsa ya que los clientes la piden mucho, Sonia le comenta que se sale fuera del presupuesto que les dio Don Juan, Juan gira los ojos y simplemente siguen comprando en el mercado. Durante todas las compras Juan no deja de ver de reojo a Sonia, se nota en su mirada que le gusta mucho, Sonia lo sabe pero trata de no ilusionarlo, es muy cuidadosa con sus acciones ya que aprecia mucho a Juan.  Sonia sigue siendo muy bella aún sin todo el maquillaje y perfume. Juan se le queda viendo fijamente y trata de decirle algo pero no puede, ella serena y calmada sigue a su ritmo comprando en cada puesto, eligiendo aguacates, limones, carne, todo meticulosamente elegido

Jacobo está ansioso en su departamento, esperando la llegada de Sonia, ella va a visitarlo porque tiene que aclarar lo que él le comento por teléfono. Jacobo siempre había sido un caballero y un hombre de bien hasta esa noche.

Media hora antes a Jacobo le había marcado Raúl, su mejor amigo de la infancia para comentarle que había visto a Sonia irse con un hombre al finalizar en Piso 33.

Sonia llega al departamento de Jacobo y no niega nada, a Jacobo se le partió el corazón al escucharla, Sonia no puede ver a la cara a Jacobo mientras le comenta lo que sucedió, no puede ver la cara de decepción y desilusión que está teniendo en ese momento, ella simplemente le dice que no puede seguir más con él, que ya no lo quiere, que es un adiós, Jacobo con lágrimas en los ojos se arrodilla a sus pies y la abraza de las piernas, le ruega que no lo deje, por más que intentará Sonia no podía dejar de pensar en Rafael, pareciera que ocho años que llevaba con Jacobo no importaban, Rafael la había enamorado por completo en dos semanas.

Al ver Jacobo que no podía cambiar las cosas empezó a amenazar y a decirle a Sonia cosas de su relación y de ella en específico a manera de reproche, en ese momento Sonia ve a los ojos de Jacobo y entiende el daño que le estaba haciendo ya que Jacobo no era así y sin embargo ante tal frustración de perder al amor de su vida estaba desquiciado, entiende lo oscuro y triste de ese momento.

Sonia se va del departamento en silencio, llorando por dentro.

Al siguiente día habla con Rafael y le dice que lo espera en su departamento a las siete de la noche. Son las siete de la noche y se ve como Jacobo se encuentra en el lobby del edificio donde vive Sonia, él va hacia su departamento para tratar de recuperarla, de arreglar la situación, se arma de valor y entra rápidamente al elevador antes de que cierre, un hombre le pregunta “ a que piso vas”, Jacobo se fija en el tablero del elevador y ve que el piso de Sonia ya está marcado, voltea a ver al hombre y es Rafael, el cuál va impecable en todos los aspectos con una pequeña caja de regalo, Jacobo comprendió en ese segundo y le responde “piso catorce” un piso antes del de Sonia, baja del elevador, desesperado Jacobo voltea para todos lados, rompe con su codo una caja de vidrio donde se encuentra la manguera contra incendios, toma uno de los pedazos de vidrio que caen, sube las escaleras corriendo y ve a Rafael esperando en la puerta del departamento de Sonia acababa de timbrar, llega por detrás de él y le corta el cuello, en ese momento Sonia abre la puerta y ve caer el cuerpo de Rafael, voltea a ver a Jacobo y este con el mismo vidrio se raja el cuello cayendo encima de Rafael. Sonia sin pronunciar ningún sonido ve como a su puerta están los dos desangrándose.

Sonia:

Llega al restaurante con bolsas al lado de Juan y las coloca sobra la barra principal.

Esta con una taza de café consternada hablando con la policía.

Empieza a colocar las ollas y utensilios de cocina que necesitara para cocinar.

Cierra la venta de su departamento.

Corta los pimientos, jitomates y champiñones.

Apaga las luces de Piso 33 donde todo se ve cubierto por mantas blancas.

Sentada en su cocina de su cuarto del pueblo cenando sopa.

Llega a la centrar del norte de la ciudad de México en su camioneta solo con una maleta.

Se levanta de su cama por una pelea que tan temprano tienen sus vecinos además de por el canto de los gallos.

En la central eligiendo al azar un pueblo.

Doña Rosa ve como Juan le ayuda en lo que puede viéndola con ojos de amor.

Recarga su cabeza en el vidrio del autobús con la mirada pérdida saliéndole una lagrima.

Entra a su baño y prende las velas, se ve en el reflejo del espejo, se ve fijamente a los ojos y contempla en la mujer que se convirtió.

Baja del autobús en la estación del pueblo, voltea hacia ambos lados, enfrente de ella ve un pequeño restaurante con un letrero que dice “SE SOLICITA COCINERA”. Da un suspiro y camina directo a la entrada, está un hombre de unos treinta años el cual le dice “Buenos Días Señorita me llamo Juan puedo ayudarle con su maleta”. Acepta su ayuda con la maleta y se dirige hacia la caja donde se encuentra Don Jaime y Doña Rosa.

FIN

Cuentos

Humanos que viven bajo el mar. Parte I.


underthesea

En las profundidades del mar viven seres humanos, específicamente en el océano pacifico en la fosa de las marianas ubicada al sur de Japón y este de las Filipinas. Según la historia estos humanos tienen apenas 3000 años de existencia muy poco comparados con los seres humanos que vivimos en la tierra (150,000 años aproximadamente).

Los seres humanos marinos son casi iguales a los terrestres con ciertas diferencias como que la piel es más gruesa, contiene mucha más grasa (el triple que el de las focas y ballenas) para sobrevivir a las temperaturas que se tienen en esa profundidad, tiene el tamaño de un conejo y los ojos están cubiertos por una capa delgada transparente rodeándolos 1 centímetro afuera de cada parte del ojo. Esta capa se ilumina para que puedan verse unos a otros y su entorno a esa profundidad ya que la luz del sol no llega, esa luz es como la de los peces abisales, como el melanocetus johnsoni o el regalecus glesne que conocemos.

Su sistema de comunicación es mediante las ondas del agua, al hacer movimientos con las manos y con los dedos producen ondas que son captadas por todo el cuerpo, así que cada movimiento que realizan quiere decir algo. Igual deben de dormir 8 horas para reponer energías, comer y hacer del baño.

Van mucho más avanzados en cuanto a tecnología que los terrestres pero no tanto como para poder pasar la barrera del kilómetro de altura, son apenas unos 10,000 humanos marinos ya que el proceso de reproducción es muy complicado, ya que de cada millón de intentos uno es exitoso.

Se reproducen con el habla (no pueden escuchar algún ruido ya que carecen de oídos), cada que sale un sonido de su boca se forma una burbuja la cual al unirse con la otra burbuja produce la fecundación, esa burbuja nueva (que se forma de las 2 burbujas) se llena de un gas pesado, el cual hace que la burbuja no flote sino que baje a la superficie y se queda enterrada en la arena, después de 3 años la burbuja se rompe y el nuevo ser humano nace, como son 3 años los que ha estado enterrado el ser humano desarrolla perfectamente sus extremidades con tal fuerza que sale caminando claro aún sin saber nadar, para este proceso se requieren de otros 3 años. No pueden nadar más de un kilómetro de alto por la temperatura del agua ya que se va haciendo más caliente, además de ciertas especies que se los pueden comer y bacterias que entran directamente por sus poros los infectan los debilitan y mueren en cuestión de segundos. Como hay 11 kilómetros más de esa línea donde pueden llegar nadando aún no saben que en la superficie del mar hay todo un nuevo mundo, hay otros seres humanos.

El origen de los hombres del mar proviene del año 1013 A. de C. viene de unos palestinos que iban en un barco por el mar mediterráneo cuando se encontraron con otro barco el último de la civilización micénica proveniente de Grecia. Esta civilización micénica avanzo tanto en la parte científica que tenía mayor investigación que hoy en día, pero fue un grupo tan selecto que no compartieron los conocimientos con nadie ni las investigaciones que desarrollaron durante 2000 años, encontrando una manera de respirar bajo el mar, con burbujas que contenían infinito oxígeno, cada burbuja se creaba a través de una máquina y se adecuaba al tamaño que se quisiera. Los micénicos al ver la cercanía del barco palestino se asustaron y atacaron, el barco palestino respondió, se libró una batalla de 5 horas en la cual ambos barcos resultaron destruidos, sobreviviendo solo una mujer embarazada, la cual se vio envuelta en una burbuja llenándose de Gas y cayendo precipitadamente al fondo del océano, siendo arrastrada miles de kilómetros por todo el globo terráqueo hasta que después de varios días de viajar sin parar llego a la fosa de las marianas en donde se vio la burbuja atorada en la arena, apenas con 5 meses de gestación esta mujer dio a luz a un par de gemelos y murió, dejando a los gemelos en la burbuja del gas el cual invadió sus pulmones al instante y como todavía no estaban completos sino apenas en formación invadió los ojos lo que les provoco esa capa delgada y la iluminación vino porque un pez abisal entro en la burbuja y se mezclaron sus celulas con las de los gemelos, siguieron desarrollándose pero no crecieron de tamaño, estas personas fueron Jeiba y Ottra. El adán y eva de los humanos marinos.

Cuentos

Una estrella en el universo


Cuento corto:

Una estrella en el universo va sin rumbo, en una colisión de 2 vías lácteas ella fue la que salió perdiendo y salió disparada, lleva miles de años luz viajando a través de oscuridad y vacío pero con la esperanza de encontrarse con alguna otra estrella; de repente visualiza a lo lejos a otra estrella que también está en movimiento, viene hacia ella, en unos cuantos años se encontrarán de frente, ella sonríe porque sabe que no estará sola, pasa el tiempo y están a unos cuantos meses de encontrarse, sus energías se sienten cada vez más cerca, cuando faltan unas semanas las dos estrellas pueden verse y ambas sonríen y cierran los ojos, cuando por fin llega el segundo en que colisionan, la otra estrella que se veía venir a lo lejos desaparece, nuestra estrella que salió sin rumbo en la colisión, se pregunta qué paso, en eso se da cuenta que tanta era su soledad que necesito imaginarse a la otra estrella para poder seguir navegando en ese inmenso vacío.


La estrella va un poco más lento, piensa mejor en quedarse quieta en un punto, y así lo hace, pasan millones de años y ella sigue quieta, sin alguna intensión de cambiar, su energía se va apagando poco a poco, hasta el punto de desaparecer por completo.

En el segundo después de desintegrarse a lo lejos se ven varios destellos de otras estrellas que iban navegando por el espacio en busca de nuevas compañeras de viaje.

FIN

Cuentos

Serenidad


Hola a todos aquí una pequeña historia que acabo de escribir, en esta ocasión llamada Serenidad con el personaje de ZAHO.

SERENIDAD

serenity

Zaho se levanta a las 4 de la madrugada, será el frío o el ruido de la lluvia el que lo lleva a interrumpir sus sueños, el no lo sabe, con la cara viendo al techo de su habitación escucha a lo lejos una canción que le trae inmediatamente un recuerdo de cuando estaba con el amor de su vida, voltea lentamente dándose cuenta de la realidad, del despertar; y ve su portátil encendida con la música a un mínimo volumen, toma su portátil abre una hoja en blanco y escribe:

“Al bajar el telón en esta tierra tu cara se refleja en la luna. En la noche, en el interior de mi habitación tu calor hace falta para cubrir esta helada soledad, el instante en que estoy despierto y me duermo es el mas largo de todo el día, el pensarte me debilita, el saberte lejos de mi me intranquiliza, quiero volver a dormir y verte sonreír y acariciarme en mis sueños, quiero volver a dormir y escuchar tu voz, esa que se funde con mis oídos en los cuales susurras palabras de amor”.

Zaho sigue escribiendo sus sentimientos en su computadora ve el reloj y ya han pasado 2 horas, lleva ya varios páginas llenas de lo que su ser transpira, lleva varios poemas que nadie conocerá pero que dentro de el siente que todo mundo ya los sabe.

Las 6:05 de la mañana, escucha ruidos a lo largo del corredor que da a la entrada de su apartamento, se levanta va sigilosamente sintiendo el frío que produce el piso en la planta de sus pies, su sentido del oído se hace sumamente agudo, en eso ve a una sombra alegarse por debajo de la puerta, Zaho avanza a pasos lentos muy lentos, le entra cierto temor al no saber que sucede, quien puede ser tan temprano?, abre la puerta y ve un cuaderno color rojo intenso a sus pies, lo toma, la portada es gruesa con diseño de portada minimalista, solo un punto rojo del lado central derecho, del punto rojo salen 3 ramas pequeñas las cuales contienen hojas que parecen quieren crecer cada vez mas, todas en tonos tintos.

Abre el cuaderno en la primera página, 5 párrafos se mostraban con un titulo grande en letra clara y negra “LETRAS”, lee el primer párrafo:

“Si la vida fuera un solo segundo, quisiera ese segundo estar a tu lado

Existen almas en esta tierra que simplemente están destinadas a ser una sola

Yo se que dentro de ti esta la otra mitad de mi alma

Te he amado en silencio, te he deseado tanto tiempo

Tal vez no lo sepas pero te amo profundamente

Todo esto solo son letras, pero letras que nacen dentro de mi ser”

Zaho no podía creer lo que estaba leyendo, no sabía que se trataba, por un momento su tristeza, su soledad, sus temores se hicieron a un lado y se intrigo por seguir leyendo, paso rápidamente las hojas del cuaderno y vio que todas estaban llenas de letras y más letras, de palabras, de párrafos, de historias, de poemas, de cuentos, todos siempre haciendo referencia a el. Al final del cuaderno venía una foto pegada, era una foto de el sentado en una banca debajo de árbol en una de las partes mas bonitas de su ciudad, donde se junta la modernidad con lo clásico, donde se puede ver a las personas caminar, sonreír, el lugar favorito de el. Mirando hacia el horizonte, con una cara serena, tranquila, la luz del sol que se ocultaba dando en su rostro y el con los ojos cerrados dando un suspiro.

La fotografía era excelente alguien capto el momento justo en que la libertad y la armonía estaban en su máxima expresión en el ser de Zaho.

Cerro el cuaderno, entro a su apartamento, lo dejo en la mesa de revistas, vio hacia su cuarto y fue hacia el, su portátil seguía abierta, con la música en bajo volumen y su escrito abierto, guardo el documento, cerro su portátil y se acostó.

Con una gran sonrisa Zaho mirando hacia el techo de su habitación cerro lentamente los ojos mientras daba un gran suspiro, en ese momento Zaho murió, su último aliento fue a las 7 con 40 minutos de la mañana.

FIN.

By Héctor Emmanuel.

Cuentos

“Confusión”


confusion

Son las 11 de la noche, Celia y Lucia van caminando en una carretera totalmente desierta, a los lados solo árboles y arbustos, 4 carriles, 2 de ida, 2 de venida, detrás de ellas a lo lejos se ve un carro volcado con los faros encendidos alumbrado solo por la luz de la luna, una de 22 y otra de 25 años llevan vestidos largos, descalzas una con el cabello enredado con sus lentes y su vestido, la otra con su vestido desgarrado y sangrando de la espalda y los brazos. Cada paso que dan hace que todo se vuelva mas difícil, apoyándose una sobre la otra para no perder el equilibrio. De repente Celia cae al suelo desmayada, los lentes se zafan del golpe y salen volando. Lucia a punto de caer junto con ella, apenas puede ver lo que pasa por el estado en el que se encuentra. En eso Lucia recuerda …

4 HORAS ANTES

"Celia apresurate o vamos a llegar tarde a la boda". Las dos bajan apresuradas aunque los tacones no las dejan ir muy rápido, bajan 4 pisos del departamento de Celia hasta el coche de Lucia. El coche modelo 88, a penas puede andar pero por fuera se ve bien cuidado. Celia se quita los tacones y se sube al carro, maneja descalza y avienta sus zapatos a la parte trasera. Arranca a toda velocidad. Mientras van escuchando música electrónica (La favorita de Celia), Lucia saca de su bolsa (una muy pequeña negra con su nombre grabado en brillantes) 4 pastillas, agarra debajo del asiento una botella de vino que esta casi vacía, y se toma 2 píldoras, le pasa las otras 2 a Celia y esta se las toma rápido, llegando casi a la salida de la ciudad, ven un accidente de 2 carros y un camión repartidor de agua, los 2 coches están irreconosibles, varias ambulancias y un camión de bomberos, las personas encargadas del tráfico desvían la circulación y tienen que tomar una carretera alterna. Llegan 30 minutos después de que la ceremonia ha comenzado, las 2 están bajo el influjo de las pastillas. Celia detiene el carro frente a al lugar de la ceremonia, toma su bolsa y saca una invitación.

Tenemos el honor de invitarle a la unión civil de Daniel y Diana este 15 de Diciembre del 2008 a las 20:00 hrs. en La Hacienda …

Celia arruga la invitación la avienta a la parte trasera de su carro, toma sus zapatos, toma su bolsa y le dice a Lucia que se apure, Celia se adelanta, Lucia viene detrás de ella. Entregan los boletos con una gran sonrisa y le da un abrazo a los que cuidan la entrada, ellos simplemente sonríen ya que las 2 son muy guapas, y entran.

"Los declaro ante las leyes de este país: Marido y Mujer", dice el juez. Todos los invitados aplauden y Daniel de 26 años y Diana de 24 se dan un beso. De manera apresurada Celia y Lucia se ven una a la otra con cara de desilusión y se van al baño, se van con un semblante feliz aunque por dentro llevan una gran tristeza se van tratando de tapar con sus bolsas  para que los novios no las vean así como sus amigos. A lo lejos Santiago las ve y pone cara de confusión.

Santiago recuerda la cara de asombro de Daniel y Diana cuando los vio en un restaurant italiano agarrados de la mano y sonriendo, inmediatamente después otro recuerdo a su mente, el de Él consolando a Lucia en su coche.

Tardan unos 40 minutos cada una encerrada en los baños de la hacienda sin decir nada, solo por un instante se ve por debajo del baño de Celia una mano con 2 pastillas iguales a las que había tomado en el auto. Ha oscurecido totalmente. Celia ve su reloj 9:15, las 2 salen al mismo tiempo con decisión de los baños, asustan a las otras mujeres que se estaban arreglando frente a los espejos, las 2 salen con una pistola en la mano, con el brazo totalmente recto, Celia con el pulso firme, Lucia no lo tiene tan controlado. Se escuchan los gritos del baño pero la música de la fiesta hace que no tengan importancia.

Las 2 se dirigen hacia la mesa de los novios, Celia 2 disparos en el pecho a Daniel, Lucia uno en el pecho y otro en el hombro a Diana, las personas  empiezan a correr . Ellas salen por la parte trasera hacia donde esta el estacionamiento a toda prisa. Se suben a un carro estacionado de modelo reciente, Celia saca de su bolsa unas llaves, lo abre y lo enciende (Tomo al momento de darle el abrazo al joven de la entrada sus llaves, las cuales se mostraban desde el bolsillo de el a lo lejos con la marca del automóvil).

Las 2 salen a toda velocidad, Lucia murmurando repetidas ocasiones "por qué me hizo eso, por qué?" y Celia sin decir una sola palabra solo con la mirada fija conducinedo. Detrás de ellas una camioneta, Santiago las seguía a la misma velocidad por la carretera. Celia y Lucia llegan a una curva muy pronunciada, Celia afrena precipitadamente en cuanto toma la curva haciendo el hacia el carril contrario para no caer, Santiago no pudo hacer lo mismo y se desbarranco.

Celia vuelve a arrancar y sigue a toda velocidad por la carretera recordando como ella y Daniel se la pasaban viendo televisión y jugando en su departamento, teniendo momentos felices, el diciéndole "Siempre Te Amare…", mientras los 2 se besaban el celular de Celia los interrumpe. Celia contesta y Daniel la escucha diciendo: "claro que si vamos cuenta con nosotros el viernes por la noche". Celia a Daniel: "Dani que crees? Lucia me esta invitando a su cumpleaños este viernes dice que no me perdonara que no estemos ahí, se que el viernes es día del amor y la amistad pero es mi amiga desde que éramos niñas, que te parece si hay celebramos el día?".

-Viernes 14 de Febrero del 2007-

Llegan Daniel y Celia a el antro en donde se festeja Lucia, de repente ven a Lucia la cual los voltea a ver con una cara de felicidad los abraza y les da las gracias por haber ido. Lucia grita y dice: "Diana, Diana ven te quiero presentar". Diana con una sonrisa saluda a Celia y Daniel. Lucia: "Ella es Diana, llevamos saliendo 5 meses, es de quien tanto les he platicado". Después de un par de horas, Lucia le dice a Celia "ven vamos a bailar esa canción recuerdas es de cuando estábamos en la secundaria". Daniel y Diana se quedan platicando…

– De regreso en la carretera –

Un mapache se atraviesa frente a Lucia y Celia, esta última gira para esquivarlo pero pierde el control. El auto da varias vueltas en el aire antes de caer.

– Regresamos al momento en que inicio la historia – 

Lucia voltea y con la vista borrosa ve a Celia, ella se esta desangrando en el suelo, Lucia se tira al lado de ella y empieza a llorar. "Celia, Celi, despierta, no podemos quedar aquí, tenemos mucho por hacer aún, no me dejes sola". Celia esta muerta ya.

Lucía se queda a su lado agarrando su mano viendo como su gran amiga de toda la vida da su último aliento y recuerda:

"Porque tienes este llavero Diana". Diana con cara de sorprendida, "me lo regalo mi jefe en la oficina". Lucia le ve con una cara de odio recordando el momento en que ella y Celia estaban buscando en una tienda de figuras de amor un regalo para Daniel ya que cumplirían meses de novios el y Celia, Lucia vio ese llavero y le dijo a Celia que sería el regalo perfecto para una persona tan enamorada . El llavero era una hoja en blanco que por atrás decía "Escribe en ella nuestra historia de amor".

Diana "Ya no puedo con esto, me voy , me voy de tu vida, no quiero estar mas contigo".

Diana se va, y Lucia  toma su celular llorando marcandole a Celia.

Lucia abre los ojos, esta por amanecer, el cuerpo de su amiga yase sobre el concreto, pálido, con los ojos abiertos. La carretera era el camino alterno por lo cual no era un camino donde pasaran coches muy seguido, las luces de los faros del carro empiezan a parpadear dando indicaciones de que la batería esta por agotarse. Se desmaya, despierta en el hospital. Afuera se ve a los agentes de la  policía platicando con los médicos. Lucía es acusada y sentenciada a 20 años por ser cómplice del asesinato de Daniel Robles e intento de asesinato de Diana Ávila.

20 AÑOS DESPUÉS.

Lucía  toma sus cosas, una mujer totalmente acabada de 42 años, delgada, demacrada. Sale de prisión con un semblante desolador. Toma el autobús y regresa a la ciudad. Entra en su apartamento que aún conserva gracias a que su hermana que ya había muerto le había hecho todos los arreglos para mantenerle el apartamento en buen estado para cuando ella saliera.

Al entrar a su apartamento, Diana esta sentada en su comedor. Con un excelente aspecto, muy bien vestida y arreglada. Lucía con cara de sorprendida la ve. Diana se levanta y le dice "20 años estuve esperando a que salieras de prisión pensando en matarte por no dejarme que fuera feliz, pero ahora que te veo, lo único que siento es nada, me he dado cuenta en el segundo que te vi, que ya no te podría matar porque estas muerta ya, y me he dado cuenta que significas solo eso, nada para mí" Diana caya por un par de segundos y habla de nuevo "Como le puedes hacer algo así a la persona que amas, como le puede dar alguien a la palabra amor 2 significados tan opuestos". Diana sale del departamento y cierra la puerta. Lucía cae de rodillas y dice sin ninguna expresión: " Tienes razón, mori hace 21 años justo el día en que me dejaste de amar".

FIN.

Escrita por: HE. Héctor Emmanuel

Cuentos

KAMELA – Un cuento corto-


kamela

Kalema y Riklo caminan sobre las holdas pintadas de gromo, Kamela va sangrando por todas partes de su cuerpo, por sus poros , por sus ojos, por su boca, por sus manos, y Riklo por mas que quiere avanzar de una manera rápida no lo consigue ya que cada holda es cada vez mayor, necesitan llegar al templo para poder soñar, una vez que kamela y riklo sueñen con la clave que les dio Afedes entonces Kamela podra encontrar la respuesta a como  poder detener el sangrado.

Las paredes del templo están cubiertas de una textura melosa con color azul  verdoso que se derrite y que se esparce por todo el suelo, esto se extiende hacia afuera del templo y por todos los valles, cuando los rayos del sol tocan este liquido este cobra vida y de el emanan bloques rojizos que se van poniendo uno al lado de otro sin dejar de moverse, de estos bloques salen hadas del tamaño de un pulgar las cuales tienen que aguantar el peso de cualquier caminante, a estas hadas se les conoce con el nombre de holdas. Cuando una holda muere se derrite y baña a las otras de color gromo.

Kamela visualiza a lo lejos el templo que tiene forma de una choza gigante, la cual no tiene ventanas, solo una puerta principal, que esta custodiada por 1 elefante sin ojos. Kamela dice – Riklo veo el templo hemos llegado, aguanta un poco mas-. Riklo en su mano lleva un sapo al cual lo exprime como una esponja, al exprimirle con su puño el sapo casi desaparece y gotean de el agua cristalina la cual se eleva y forma una especie de cama voladora en la cual va montada Kalema.

Riklo esta ciego, ya que cuando tenia 3 años de edad una coneja le quito los ojos para llevárselos a Lulgo; Lulgo el rey del templo llamado Cason, nunca se había visto, nadie lo conocía, sin embargo el estaba en todo lo ocurrido en las tierras de los Yorks.

Riklo un chavo de 22 años, atlético con vestiduras de manta negra y verde que se iban tejiendo a cada paso que daba por medio de pekeños hombres casi invisibles, pero que su única meta era nacer y morir para tejer, dice “Kamela he estado contigo a lo largo de 15 años de mi vida, la manera en que mi familia te irio nunca podré perdonarmela, se que mi padre tiene solo en su mente el poder conseguir los sueños de Lulgo, espero no termines tu camino aquí ya que estaría perdido sin ti y mi comunidad seria derrotada.Al llegar al templo le pediré a Lulgo que te devuelva todos nuestros sueños para que a través de la unión de los nuestros podamos traer la magia a nuestra gente.”

Kamela y Riklo seguían avanzando hasta toparce con el elefante sin ojos. Este les pregunta: -Solo existe una manera de pasar y esta es que ustedes me digan algo que yo no sepa, y claro yo lo se todo, jajajajaja- El elefante se burla de ellos, incrédulo de que puedan pasar.

Riklo desprende su capa y la avienta al cielo, la capa se divide en miles de partículas, cada una de ellas lleva a cientos de hombres. Las partículas caen al suelo y desprenden un resplandor, el cual es ocasionado por cada hombre al chocar contra el suelo. El elefante sorprendido abre su boca y de ahi dice AMAR AMAR AMAAAAAAAAAAAR. Y en eso sale de su boca una mujer con cabello azul como nadando en el aire aventando diminutas flechas por centenares que caen directo en cada hombrecillo que intenta derribar al elefante.

En eso Kamela le dice al elefante: “Lulgo es mi hijo”.

Kamela es una chava con cabello gris oscuro, ojos enormes de alrededor de 20 años, delgada, con una cara perfecta, con manos mas grandes que sus brazos y con piernas fuertes. El elefante al oir esto cierra su boca se traga a la mujer de cabello azul y sale disparado hacia el espacio. La puerta del templo se abre y KAMELA y RIKLO pasan.

Al entrar se ve un ojo en medio de todo el templo que seguía escurriendo por las paredes. Kamela toma el ojo y dice: Hijo, Afedes me dijo que tendría que dormir aquí al lado tuyo para poder seguir siendo la maestra de todos nosotros. Pero Afedes me dijo que no seria un camino fácil por eso tengo que usarte sobre RIKLO, en eso KAMELA toma el ojo con todas sus fuerzas y se lo lanza a riklo en medio de la frente, RIKLO cae desvanecido y el sapo que traía en sus manos se derrite, KAMELA cae bruscamente de la cama voladora. Y se vuelve 10 años mas joven.

Riklo sangra y esta muriendo, se le acerca KAMELA y le dice ” Riklo,  te veo en unos años aunque ya los tuvimos, yo tengo que seguir con mi camino, no sientas esto, así tenia que ser”.  Riklo solo suspira y dice en voz baja: “Kamela no quería perderte” y muere. Kamela toma su cuerpo lo eleva y súbitamente se los da a las holdas, las cuales empiezan a comercelo hasta desaparecerlo. KAMELA se eleva y duerme empezando a soñar con riklo y este a su vez en el sueño sueña con kamela que esta soñando con el. Riklo en el sueño se despierta y empiezan a salir esferas de color verde y amarillo de sus manos. Cada esfera es un letra la cual se acomodan y forman la palabra SERON.

KAMELA se levanta bruscamente, las paredes del templo han dejado de escurrir, todo es muy oscuro, apenas alcanza a ver la luz exterior que entra por la puerta.  Kamela sale y grita SEROOOOOOOOOOOOOOOON con una voz muy aguda, al gritar todo gira como un remolino, empieza a nevar, lloviznar, agua por todos lados. Despierta tirada en el suelo ahora ya con 5 años y Riklo esta a su lado de 7 años y le dice: “KAMELA estas bien, vamonos a casa de Lulgo, que nos esta esperando para comer ya nos tardamos mucho, has de haber estado en un trance como los que tienes. Vamos Ribny corre ven”.

Y ribny era un elefante sin ojos de apenas 1 año de edad. Kamela, Riklo y Ribny corren por el pastizal hasta llegar a una vieja choza casi por caerse , abren la puerta y Lulgo les dice” Niña Niño Ribny sentados a la mesa que su cena esta servida”. Al sentarse a la mesa kamela y riklo se dan cuenta que en sus platos esta vez no hay sopa sino miles de ojos. Se kedan sorprendido y Lulgo les dice: “es hora de que conozcan el poder de los sueños, cada ojo es un sueño de otro mundo, ustedes al comerlos quitan un sueño de otro ser perdido en este espacio”. Pero tienen la elección de conservarlos y dejar que las personas sueñen. Ese ha sido mi secreto por años. A algunas personas les conviene soñar y a otras simplemente ver la realidad.

Kamela ve su plato y se ríe como una niña muy feliz de 5 años, y dice hijo , riklo y ribny ya se que haré toda mi vida, luchare porque la gente siempre vea la realidad y se come todo el plato de ojos.

Al final a Kamela le empieza a salir 2 gotas de sangre, una por su ojo y otra por su nariz. FIN.

Por: Héctor Emmanuel Agosto 30 :D

Creative Commons License
KAMELA Un cuento corto by Hector Emmanuel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 México License.
Based on a work at hectoremmanuel.spaces.live.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://hectoremmanuel.spaces.live.com/blog/cns!9103153F2F527602!3191.entry.