Cuentos

Robyn y Anty


Una tarde de primavera Robyn de tan solo 6 años juega en el jardín de su casa que se encuentra en la parte trasera rodeado por árboles, es un día soleado, viste short y playera de colores además  tenis azules con agujetas blancas, sentado en el pasto al lado de una manguera que tira un poco de agua, tiene dos camiones de juguete uno en color azul con el techo amarillo otro en color rojo con el techo en color blanco, son autobuses como los que se utilizan para el transporte de alumnos a sus casas, al lado un buen de bloques de juguetes de colores todos regados, en su mundo está construyendo lo que será una de las más grandes ciudades para que vivan todos los superhéroes del mundo. “Ayúdame, Ayúdame”, escucha Robyn, curioso voltea a todos lados de manera rápida, no ve nada y sigue en su mundo. “Ayúdame Robyn, Ayúdame”, de nuevo dice una voz y le llama la atención a Robyn ya que dice su nombre, la voz  un poco chillona suena a alguien de poca edad. “Ayúdame, me quiere encontrar Don Opo y me quiere castigar porque no hice mi tarea“, Robyn se queda inmóvil escuchando, trata de localizar de donde viene la voz, se da cuenta de que la voz proviene de uno de su camiones, toma el rojo y ve dentro de él, se encuentra con una hormiga asustada vestida con un sombrero de exploradora, pantaloncillos cortos unos tenis azules iguales a los de Robyn con playera verde y un morral donde llevaba varios cuadernos, se encontraba en uno de los asientos del inicio del camión, agarrada del pasamanos, casi temblorosa, ella lo ve a los ojos y  le vuelve a decir “No dejes que me encuentre, la clase de tipos de comidas del mundo humano no me gusta, prefiero salir a jugar al jardín”. En eso un topo sale de debajo de la tierra y va hacia Robyn olfateando el suelo “Disculpa Niño Robyn no has visto de casualidad una pequeña hormiga por aquí?”, Robyn le contesta “No señor” y esconde rápidamente el camión detrás de él. Don Opo con gesto de duda se vuelve a enterrar y sigue buscando debajo de la tierra.

Robyn lentamente trae el camión hasta su cara y la pequeña hormiga le da las gracias “Gracias Robyn me has salvado de 2 horas aburridísimas de clase”, “¿pero quién eres tú y por qué estás hablando conmigo?” pregunta Robyn, a lo que la hormiga contesta “Mi nombre es Anty y tengo 1 año de edad, voy en la primaria llamada Jardín de todos y la verdad no me gusta nada ir a clases, puedes entender lo que te decimos porque toda la vida hemos estado contigo desde que eras muy pequeño y llegaste a esta casa, eres un tema muy popular entre todos los animales del jardín en especial con los de mi edad, en muchas ocasiones durante la noche te visitamos y te contamos historias durante horas por eso entiendes nuestro idioma y no los adultos como por ejemplo tus padres, todos lo hemos hecho a lo largo de nuestra vida ya que tú eres el indicado para que nos protejas de todos los peligros que están por venir”, Robyn escucha atento a Anty otra vez tirado en el suelo, Anty ahora está sobre el cofre del camión sentado con las piernas colgándole al aire. En eso se escucha una voz a lo lejos “Robyn, ¿qué haces?, es hora de tu baño, entra a la casa”, Robyn le comenta a Anty “Me habla mi mamá, me tengo que ir, ¿debo protegerlos de qué o de quién, por qué un niño tan pequeño como yo los puedo ayudar?”, “Robyn, entra a la casa” vuelve a gritar su madre.

CONTINUARA…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s